¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

HISTORIA DE LA VILLA DE MONTEJAQUE

Conoce nuestra historia, VEN A VIVIRLA.

DATOS DE INTERÉS

  • PAÍS|COMUNIDAD AUTÓNOMA|PROVINCIA|COMARCA

    España|Andalucía|Málaga|Serranía de Ronda
  • UBICACIÓN

    36°44′N 5°15′O / 36.733, -5.25
    36°44′N 5°15′O / 36.733, -5.25
  • ALTITUD | DISTANCIA | SUPERFICIE | POBLACIÓN | GENTILICIO

    650Msnm | 138km a Málaga | 43km² | 1020hab. | MONTEJAQUEÑO/AS
  • CÓDIGO POSTAL | ALCALDE ACTUAL | WEB OFICIAL

    29360 | D. Diego Sánchez Sánchez | MONTEJAQUE.ES

Situado entre montañas y dentro del Parque Natural Sierra de Grazalema,

Montejaque supuso un enclave de interés a lo largo de la historia.

El hombre primitivo habitó la Cueva del Hundidero durante la Edad de Piedra. Los bereberes construyeron  su propio asentamiento.  Escondido de los valles, se convirtió en el centro local de poder y de comunicaciones.

Su topónimo de manera popular, en distintos folletos turísticos se recoge una etimología y grafía en árabe para Montejaque resultado de la elucubración de algún erudito: “Monte-Xaquez = Montaña Perdida”. El "pueblo escondido" sería un nombre más apropiado. La corriente más fiable y adoptada definitivamente es “Munt-Šāqir” o Montaña Sagrada.

Hubo durante esta época una alcazaba medieval  que daba una visión de gran parte de la Serranía. Durante la ocupación árabe Montejaque gozó de una notable importancia.  Esta construcción desapareció completamente, quedando sólo su nombre en la Finca El Castillo. Otro de los lugares históricos de este municipio es el lugar conocido como "El Puente", donde aún podemos ver los restos de un puente romano sobre el río Campobuche.

Tras la reconquista a manos de los Reyes Católicos el pueblo fue entregado al Conde de Benavente al cual nombraron Señor de Montejaque y Benaoján dejando de pertenecer a los arrabales de Ronda.

Más tarde durante el levantamiento del pueblo morisco de la zona en el siglo XVI, se produjeron varios atentados contra el alcalde morisco Mohamad Idriz, por simpatizar con las tropas cristianas. Por su valor y tesón se le concedieron tierras y una pensión de por vida.

A mediados del siglo XVII fue residencia de verano de D. Miguel Mañara (el mito de don Juan Tenorio) y su esposa Doña Jerónima Carrillo de Mendoza y Castrillo, Señora del Mayorazgo de Montejaque y Benaoján.

Al viajero, no se le puede escapar una visita a la iglesia de Santiago el Mayor, construida a principios del s. XVI y reformada durante el s. XVIII. Su principal estilo es gótico tardío, del que se conserva la bóveda de terceletes, que cubre el presbiterio. En ella se encuentra enterrada, tras su muerte en 1661, doña Jerónima, esposa de don Miguel Mañara.

Montejaque también guarda historias para contar durante la Guerra de la Independencia contra los franceses, como fue el enfrentamiento que sostuvo el guerrillero José Aguilar contra las tropas napoleónicas en el puente del río Gaduares el 20 de octubre de 1810; en esta contienda participaron hombres de Montejaque, Benaoján, Atajate, Cortes de la Frontera y Jimera del Líbar, sólo eran 200 personas en contra de casi 700 soldados franceses, a pesar de la inferioridad numérica salieron victoriosos.

Sus parajes naturales protegidos de valles, mesetas calizas, cuevas, torcales y riscos hacen de este entorno el escenario ideal para la práctica de deportes de aventura como el montañismo,  senderismo, cicloturismo, escalada y la espeleología. Realizar paseos de avistamiento de aves, fotografía de paisajes o simplemente  sentarse a observar un rebaño de cabras, ovejas o vacas pastando, buitres sobrevolando al acecho, la berrea de los ciervos; mirar en un torcal la disposición de las rocas con el paso del tiempo, ver una estalactita  o estalagmita en una cueva y comprender  el tiempo  que ha tardado en formarse, o las sensaciones que se perciben en lo alto de un gran risco al mirar al horizonte montañoso.

Perderse por las estrechas calles que componen esta población, típicamente andaluza, es un verdadero placer, conservando la vitalidad de un pueblo moderno, pero con unas profundas raíces que nos hacen viajar a épocas pasadas.

Mezclarse con sus tranquilos pobladores y conocer típicas historias es algo que nadie debiera perderse.

Otro atractivo de Montejaque  es su cocina tradicional  que gira entorno a los productos derivados del cerdo ibérico junto  con los propios del terreno.

Olla, Guiso de Tagarninas, Lomo y Chorizo en manteca y dulces como la Torta de Chicharrones, mermeladas caseras y mistela, son manjares típicos que se pueden degustar.

CALLEJERO DE LA VILLA

SUBIR

Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies